El movimiento del 68 y la UABJO: Hacia un Nuevo Modelo Educativo


Rodolfo Navarro Jiménez

Hasta antes del movimiento del 68, en México la participación de la comunidad estudiantil y de la sociedad en la discusión de temas relacionados con la educación prácticamente era nula, quien lo hacía era el Estado y desde sus propias perspectivas sin tomar en cuenta a los involucrados en el proceso educativo, sin embargo, a partir del 68 la vida nacional se ve influenciada por las demandas estudiantiles. Una consecuencia inmediata, fue la propuesta de Díaz Ordaz de realizar una “profunda reforma educativa”, ya que supuestamente el movimiento estudiantil había sido resultado de una mala educación nacional. La reforma no se cumplió, sin embargo, del 68 a la fecha el Estado Mexicano en relación a la educación, como estrategia ha incorporado algunas de las ideas surgidas en el movimiento, renovando el sistema educativo más con fines de control que de beneficio a la población, creando múltiples organismos para la evaluación, fiscalización, administración y entrega de recursos.   

En los años posteriores al 68, para dar respuesta a las contradicciones sociales y educativas, surge la educación liberadora y concientizadora, apareciendo así la “Universidad democrática, crítica y popular”, cuyos principios educativos aun forman parte del quehacer de algunas universidades. Esta perspectiva caló en la Universidad Benito Juárez de Oaxaca, sin embargo, en 50 años de rectorados fallidos, caracterizados por la intrascendencia, opacidad, proclividad al porrismo e incapacidad de ser garantes de una educación de calidad, así como del cumplimiento de los objetivos de la universidad, en la UABJO la existencia de la “Universidad democrática, crítica y popular” ha sido más por verbalismo que por entender y aplicar los conceptos.

Desde  el movimiento del 68 ya se proponía una reforma para la UBJO, y ante el actual estancamiento educativo y la necesidad de evolucionar para bien de la UABJO, con sentido autocrítico proponemos un cambio del paradigma educativo actual, argumentando las bases para una reforma general, alertando que los cambios no sean “más de lo mismo”, reconociendo como bien lo expresa  Ortega y Gasset que “la reforma universitaria no puede reducirse a la corrección de abusos; reforma es siempre creación de usos nuevos”.

Luto Nacional 2 de octubre
Luto Nacional